19 de xuño de 2018

HERMANN HESSE - INICIO DE LA FÁBULA DE LOS CIEGOS

HERMANN HESSE - LA FÁBULA DE LOS CIEGOS

(INSPIRADA EN VOLTAIRE)


Durante los primeros años del hospital de ciegos, como se sabe, todos los
internos detentaban los mismos derechos y sus pequeñas cuestiones se resolvían
por mayoría simple, sacándolas a votación. Con el sentido del tacto sabían
distinguir las monedas de cobre y las de plata, y nunca se dio el caso de que
ninguno de ellos confundiese el vino de Mosela con el de Borgoña. Tenían el
olfato mucho más sensible que el de sus vecinos videntes. Acerca de los cuatro
sentidos consiguieron establecer brillantes razonamientos, es decir que sabían
de ellos cuanto hay que saber, y de esta manera vivían tranquilos y felices en
la medida en que tal cosa sea posible para unos ciegos.
Por desgracia sucedió entonces que uno de sus maestros manifestó la pretensión
de saber algo concreto acerca del sentido de la vista. Pronunció discursos,
agitó cuanto pudo, ganó seguidores y por último consiguió hacerse nombrar
principal del gremio de los ciegos. Sentaba cátedra sobre el mundo de los
colores, y desde entonces todo empezó a salir mal.

Ningún comentario:

Publicar un comentario